Blogia
librodearena

El secuestro

El secuestro Estaba ayer haciendo “zaping” tranquilamente cuando me encontré con un una cara familar en un debate del Canal 33. Un viejo conocido, Agustí Colomines, profesor de Historia Contemporánea de la UB. Buen tipo, aunque tuve una discusión con él acerca de si el nacionalismo catalán era una invención de la burguesía o no. Buen hombre, repito, aunque un poco exaltado. El bueno del profesor Colomines se pasó todo el debate reivindicando la soberanía nacional de Cataluña. Pese a todo lo que dijo, incluidas barbaridades como que Valencia era Cataluña –una nueva incursión en el discurso de esa barbaridad epistemológica que son “El Països Catalans” –sus palabras me hicieron reflexionar sobre algunas cuestiones. Pensaba sobre un secuestro terminológico que ha cometido la derecha patria. España. Quiero decir que se quedaron con España. La palabra parece como si les perteneciese de toda la vida, que sólo pudieran ponerla ellos en su boca. Aquí la izquierda carpetovetónica ha vuelto a hacer gala de sus complejos y sus miserias. Ser español y decirlo parece como si fuera una declaración de guerra contra toda la legión de progres de salón e independentistas que te rodean. Y como uno, que le vamos a hacer, es un progre y se rodea de congéneres tiene la ensalada servida.
Ese uno quiere creer que no es nacionalista, que lo suyo es más una cuestión sentimental que otra cosa. España no es la banderita con el aguilucho, ni la isla de Perejil, ni el 12 de octubre ni la charanga y la pandereta a la que nos tienen acostumbrados. Los tópicos suelen chocar con los hechos del pasado. Como aquella vez, en plena Batalla del Ebro, en la que un republicano malagueño entró en un pueblo de la Terra Alta gritando “Visca Catalunya lliure” cuando al otro lado de las líneas una brigada de requetés catalanes pegaba tiros en nombre de aquella patria única, grande y libre que nunca ha sido la primera cosa, a ratos la segunda y cada vez menos la tercera. Qué le vamos a hacer. Para muchos, que lo confiesan en la intimidad, España son olores, colores, sabores, salir de cañas con los amigos,las fiestas de los pueblos y, sobre todo, el cachondeo. Porque hay que reivindicar más el cachondeo como algo intrínseco a los pueblos mediterráneos y, por ende el nuestro . La verdad es que cada vez que se habla de esto uno tiene la sensación de haberse metido en un jardín. Diversidad de sensibilidades nacionales y demasiada tragedia a cuestas. El que vive en una comunidad “con fuerte identidad propia” como decía un mapa, debe de hacer un ejercicio considerable de retórica para que no le tomen por facha. Porque se puede ser español y republicano. Se puede ser español, progresista y de izquierdas. Y, sobre todo, se puede ser español entendiendo, amando y respetando los diversos pueblos que se han mezclado en esta península tan atípica durante siglos (lo de la mezcla es tan evidente como los apellidos que llevamos todos). Digo pueblos porque uno todavía cree en el concepto revolucionario francés que equipara nación con Estado; pero en esto, como en todo lo demás, la cuestión va a gustos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

He dicho que Tom Ripley...! -

Por fin he decidido visitar esta maravillosa página web para ver comprovar que, efectivamente, este poeta del código binario, este Miguel Ángel del periodismo,esta voz que resuena en nuestras conciencias es la de un hombre sabio que intenta iluminarnos con su excelencia narrativa. Pero sobre todo, con su cálido mensaje de fraternidad entre los pueblos ibéricos: "lo que nos une es el cachondeo". Si señor!! Ole tus güevos. Tres hurras por el nuevo Rousseau!!!

Bueno sigo con lo mio,"in vino veritas"...
Nos vemos cara sepia.

PD: Por cierto, el articulito está muy bien
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Tom Ripley -

Carlos G. Cano -

la última frase está cortada!
en fin, felicidades por tu web-log, que aún no te había dicho nada... para mí es una putada tener que leerme tantas cosas cada día, pero bueno, mientras sigas esforzándote por que la calidad no decaiga, ahí estaremos... la crítica de paula, espléndida, como siempre, pero una sugerencia... ¿porqué no te curras un link al diccionario de la real academia? ¡hay que llegar a todos tío! y más si vas de progre... buen rollo ¡eh! que vaya bonito.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres