Blogia
librodearena

Cruzados

Escuchaba esta mañana en la COPE cómo un de sus orates se lamentaba de que en la próxima constitución europea no habría refencias a los orígenes crisitianos del continente. Bien, es natural que la radio de los obispos diga cosas como estas. Lo que no es tan normal es que digan que es esencial esa refencia ante el ataque del islam a occidente. Seguramente estos señores no recuerdan quienes eran los curuzados,; unos tipos que pasaron a cuchillo a todo Jerusalem (crisitanos incluidos) guiados por su fanatismo religioso. La misión evangelizadora de los europeos podría figurar en el poco honroso palmarés de genocidios cometidos por el Hombre. Por no hablar de la Inquisición o de la aquiescencia de la Iglesia durante el genocidiío judío y de otras minorías durante la II Guerra Mundial. Lo que me indigna es que no paren de rasgarse las vestiduras unos señores cómplices del oscurantismo y poco dados al respeto de otras religiones.
Europa es crisatiana, pero también Judía, como lo demuestran nombres como Maimónides, Spinoza, Marx (de origen), Albert Einstein y muchos otros. También fue musulmana en Al-Andalus y en gran parte de la Europa ocupada por el Imperio Otomano. Pero sobre todo su cultura no se podría entender sin griegos ni romanos, adoradores de los dioses del Olimpo. Y es que si nos ponemos a incluir influencias por qué no incluir una refencia al templo de Melkart en Gades, a las divinidades célticas o a la mitología escandinava. Los crisitanos de misa son cada vez menos en este continente que se reafirmó y se diferenció sobre el pilar de la Razón y el laicismo allá por el siglo XVIII.
A todos aquellos obsesionados con las referencias crisitianas del continente, empeñados en que la historia no se mueva, les diría lo que aquél sabio que ellos condenaron y humillaron: E pur si muove.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres