Blogia
librodearena

Johny cogió su fusil

Johny cogió su fusil De chinorri crecí viendo pelis de la Segunda Guerra Mundial—que eran mis favoritas junto con las de Ciencia Ficción—y de Vietnam. A mi señor padre le ha gustado mucho el cine bélico y aquí el que escribe se chupó todo lo filmado de tales eventos. Entavía le sigue gustando al arriba firmante pasar una tarde de sábado viendo El Día más largo, Un Puente muy lejano, El puente sobre el río Kwai o Romel “el zorro del desierto”—juas--. Un cafre, ya lo sé, pero qué le vamos a hacer.
Les decía que viendo estas películas siempre salía un americano—o un súbdito de su graciosa majestad británica—protestándole a un nazi o a un japo porque no respetaba la Convención de Ginebra. En mi infantil mente aquello la Convención de Ginebra me parecía la hostia. Imagínense ustedes a un montón de tipos de todos los países diciendo que no, que vamos a ser unos caballeros y nada de meternos el dedo en el ojo ni hacernos un traspiés si nos cogemos prisioneros. Surrealista. Pero se ve que aquello lo habían firmado de verdad y no podían ir por ahí—según el tratado—repartiendo trancazos a la buena de Dios. Chachi.
Así que ya ven, uno se imagina que en los yuesei de América del norte todos han firmado la Convención de Ginebra y son peña legal, unos caballeros. Los rusos, ya se sabe, unos puercos rojos que torturaban afganos en Rambo III—qué vueltas da la vida, tronco--, y los “charlies” les metían a los pobres palitos de bambú bajo las uñas—cosa que luego supe que está en el manual de torturas de la Academia de las Américas--. Resumiendo, que al arriba firmante le han chafado la guitarra y le han mandado a tomar viento sus recuerdos infantiles. Sí, como se lo digo, la culpa la tiene el soldadito americano que ayer en Faluya remató a un morito que estaba en el suelo “en defensa propia”. Si es que es para verlo. Ayer les comentaba la noticia, pero una vez vista la imagen se le ponen a uno los pelos como escarpias.
Eso, en el tratad de Ginebra—y en el del güiski con soda si les parece—es un asesinato como el sombrero de un picador.
Así que el bueno de Johny me ha jodido la memoria cinematográfica bélica de mi niñez. Ya hasta me replanteo si John Wayne era tan bueno con la población nativa en “Boinas Verdes”. Vete tú a saber, a lo mejor eran unos cabrones.

Ahora viene la segunda parte de este artículo. Imagínense ustedes a Johny, imagínense ustedes—por no decir que es un americano pijo, etc,etc—que es un white trash (basura blanca) que vive en una caravana en el Estado de Tenesee con su madre soltera y sus dos hermanas. La vieja curra de camareta en un restaurante de comida rápida y al viejo ni lo conoce. En el instituto mal, para qué nos vamos a engañar , y lo de ir a la universidad olvídate porque no hay pasta. También tiene como 5 caries y ni un dollar para el seguro médico. Eso sí, cada mañana ve el programa del reverendo Falwell y está convencido—al igual que él—que la culpa de los atentados del 11 S la tienen los homosexuales y los comunistas de Holliwood—lo juro, esto lo he escuchado yo--. Pues bien, un día parece un reclutador de los marines por su pueblo y Johny flipa que te rilas. Vaya uniforme y vaya pipa que lleva el notas. Fijo que se apunta, además, le pagan un sueldecete, le dan cobertura médica y encima puede optar a ir a la universidad. Un chollo. Así que Johny cogió su fusil, se piró a Irak y por allí anda repartiendo plomo por entre esa gente tan extraña con una toalla en la cabeza y que gritan todo el rato Alá ilalá ilá o algo asín. Unos cabrones, que encima ya se han cargado a mogollón de sus coleguitas de la compañía y que le cortan la cabeza a los rehenes. Y encima son los que volaron las Torres Gemelas y para más INRI tenían armas de destrucción masiva preparadas para atacar los yuesei tierra de valientes. Vamos, que normal si vienes de Tenesee y tienes este historial que cuando se te aparece un morito de estos cabroncetes haciéndote el muerto no te pongas a pensar en al Convención de Ginebra, más que nada porque no tienes ni puta idea de lo que es eso y al morito terrorista le tienes unas ganas que pa qué.
Así que entre los amiguetes de Bin Laden cortandos testas, como si segaran el césped del jardín de su casa, y con unas ganas de enviarnos a nosotros infieles junto a Alá lo más rápido posible, y estos defensores de la democracia "sui-generis" que nos han tocado, vamos listos. Están luchando por el mundo dos integrismos y dos ejércitos de capullos.
Joder, qué tiempos aquellos de la Guerra Fría.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

sergio -

Uno.Yo lo del periodista no digo nada porque como bien dice nuestro amigo APR va con la profesión, y si te disparan pues te jodes, que allí tampoco pintabas nada.
Dos. Nada justifica tirotear a un tipo en el suelo desarmado. Los primeros que dicen que defienden los Derechos Humanos son los americanos. Pues predica con el ejemplo, aunque te joda.
Tres. lo de basura blanca lo he dicho porque un tipo de un blog liberal decía que a Irak sólo iba la clase trabajadorea americana y que los pijos de Yale son los que están contra la guerra. Ese era de los tuyos. Palabras suyas, al ejército americano sólo van los pobres ( a los que los republicanos recortan las prestaciones sociales y les dejan pocas alternativas).
Cuatro. Ahora no te me pongas estupendo que cuando te juntas con mi viejo siempre os poneios que si los moros tal que si los moros cual, etc.
Cinco. A mi lo que hacen algunos irakís tambie´n me parece una salvajada y aquí está este blog para atestiguarlo, así que...

Armando -

Sergio,

es demagogia, y además barata, hay que tratar todas las cosas con el mismo rasero.

Supongo que compartirás que en todas las profesiones ( ya sabes, el soldado es un profesional de la guerra y como tal tiene que actuar, o pregúntale a nuestro admirado reverte) hay gente que no llega al estándar mínimo requerido de un dedo y medio de frente y por eso no generalizamos, y aún suponiendo que el susodicho marine sea "white trash" y quiera descargar todas sus frustaciones y carencias en el "pobre y desprotegido" pueblo iraquí, ese inculto y lleno de odio soldadito, basándose en su experiencia anterior y en la formación que ha recibido (bueno, a lo mejor simplemente le dieron un M-lo que sea y le dijeron ala! haz lo que quieras y cárgate a todos los "inocentes" que veas, no?) puede que le de por pensar que el indefenso iraquí sea un terrorista suicida, porque también podría ser, no? Y mira tú por dónde que a lo mejor no podíamos estar rasgándonos las vestiduras por lo que ha echo el marine si no que nos las rasgaríamos porque un periodista, cumpliendo con su sagrado deber de informar ha fallecido por el ataque de un terrorista suicida, o, quién sabe, porque los halcones del pentágono le asignaron ex profeso una misión peligrosísima a la compañía en la que nuestro amigo periodista estaba asignado.

No sé lo que pasó pero si me pongo en la piel de esa basura blanca, no sé lo que hubiera echo.

Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ricard -

Esto de ver tanto cine bélico no es bueno para los niños... ya lo dicen las pedagogas del Rosa Sensat. Luego os enteráis de qué va la guerra y os quedáis así... sorprendidos. Pues, eso, que la guerra sirve para matar. Y si es en nombre de Dios, mejor... todo parece más limpio. Que le pregunten a los franquistas, sino.
(Hablando de guerras, estoy con Q, cuando nos veamos lo comentamos: qué malos son los protestantes!)

Oscar -

Y además Johny es un malhablado. Que si joder, jodido, coño. Suerte hemos tenido que la CBS nos haya tapado los tacos con pitidos. Si no esas imágenes nos hubieran aturdido.

Además, los USA juzgarán a ese soldado y seguro que pasa tiempo en el calabozo. Y todo solucionado, sabido es, que cualquier violación de los Derechos Humanos en Irak aparece filmada. Vamos, que a los periodistas insertados no se les ha escapado ni una.

God Bless America!

Y el Presidente legítimo y soberano de Irak lo ha dejado clarísimo: ni un civil ha muerto en Faluya. ¿Qué era agente de la CIA? No, déjese usted de teorías conspirativas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres