Blogia
librodearena

La risa de la señora Bush

Qué risa, oga, qué sentido del humor. La señora de Bush, a la sazón presidente de los yuesei, se marcó la otra noche un monólogo a lo Andreu Buenafuente. Supuraba humor e inteligencia, sólo había que verla. Luego todo el coro de palmeros finos, chupaculos, pelotas y correbeidiles le doraron la píldora a la torda. Lo mejor fue cuando la señora de Bush se puso a montar coña respecto a la facilidad de su marido a utilizar la motosierra, comparandodicha afición a su particular visión para solucionar prblemas mundiales. Claro, qué cómico, sobre todo para esa getne que ha aguantado dos guerras, un embargo económico, bombardeos por un tubo y la actual escalada terrorista en Irak. Qué gracioso, de verdad, es que me parto. El bueno de George y sus colegas, Rumsfield y Chenney, tan flamenco ellos arreglando el mundo.
Todo el mundo reía. Todo kiski con esas sonrisas de escualo que ponen los que manejan el cotarro. Qué divertido todo. Pero aún podría ser más divertido. Sí, podría ser mucho más divertido. Sobretodo si resultara que uno de aquellos camareros hispanos con cara de ciscarse en todo lo que se menea resultase que no fuera hispano--ya se sabe que estos de piel oscura se parecen todos--, sino moro del mundo moruno, concretamente de Bassora o de sus alrededores. Un tipo al que Sadamm le mató a media familia durante esa dictadura fascista apoyada por los EEUU. Veterano de la guerra contra Irán. Una guerra financiada también por los yankis para tener a raya al majareta de Jomeini. pongamos también que nuestro morito es un chií de los que se rebelaron contra el sátrapa cuando entró Schwarkopf en el 91, y al que dejaron tirado como un perro cuando los benditos Estado Unidos se lavaron las manos mientras Saddam pasaba a navaja a kurdos y a chiís revoltosos. Pongamos que nuestro camarero es uno de esos. y pongamos también que entre J&B con cola y copita de jim bean, el amigo se saca de la bata blanca un UZI de fabricación israelí--para darle más morbo al asunto--y se pone en plan fallero valenciano, montando una mascletá como Diós manda.Entonces iban a ver ustedes lo que es sentido del humor, lo que se puede llegar a reir uno cuando el 9mm lo tiene un tipo bajito, moreno y con cara de mala hostia. Una risa, oigan, una auténtica risa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres