Blogia
librodearena

Yo he visto el futuro...

 

Estoy de vacaciones. Nada anormal en esta época del año. He decidido desenchufar mi neocórtex y comportarme como mis antepasados reptiles. Lo malo es que vaya donde vaya me encuentro con la estupidez de mis congéneres, sobre todo de aquellos que por desgracia rigen nuestras vidas. Lo peor de todo es que pretenden hacerlo por nuestro bien.

En el pueblo donde veraneo un ayuntamiento incapaz va a permitir que una ávida administración autonómica (a la sazón corrupta y clientelista) trasvase el caudal de un bonito río de alta montaña... Esto sucede mientras el Ebro se desborda año sí y año también en tierras aragonesas. Mis amigos los progres se quejaban que el agua era para campos de golf. Pues bien, lo que han conseguido es que destruyan un paraje de belleza sin par al norte de la provincia de Granada.

Para más inri hoy leo que el Ayuntamiento de Barcelona se plantea crear zonas de pago para aparcar motocicletas. Ya tardaban... Era imposible que dejaran pasar esa perita en dulce para sus ávidos bolsillos sin fondo que son las motos. Y es que lo que pretenden éstos es que TODOS viajemos en esos ineficaces, caros y atestados transportes públicos que ellos regentan. Es decir, que bailemos según el son que les venga en gana en cada momento. Así que ya saben, amigos moteros, si ustedes adquirieron una motocicleta para acudir al trabajo y ahorrarse un dinerito lo llevan claro; les toca palmar. Una vez más la administración de turno quiere robarle y decirle cómo ha de vivir su vida a base de sablearle la cuenta corriente. No tardará mucho en llegar el tiempo en el que nos digan cómo tenemos que respirar.

De casualidad ayer me quedé con un diálogo de una película que siempre me había pasado inadvertida. Demolution Man no pasará a los anales de la cinematografía como la mejor película del siglo XX, pero contiene algunas joyas como el discurso del jefe de los rebeldes. Como declaración de intenciones no tiene precio.

El enemigo soy yo, porque aún sé pensar. Me gusta leer, me gusta la libertad de expresión y la libertad de elección. Me gusta sentarme en una tasca grasienta y plantearme que hago, ¿me tomo el filetón o el especial de chuletas a la barbacoa con ración de patatas fritas? Quiero un alto colesterol. Quiero comer jamón y mantequilla y salchichas al queso. Quiero fumarme un habano gigante en la sección de no fumadores. Quiero correr por las calles desnudo con el cuerpo untado en gelatina color verde leyendo la revista Play-boy. ¿Porqué? Porque a lo mejor de pronto me entran ganas de hacerlo, ¿vale? Yo he visto el futuro ¿y sabéis lo que es? Es una virgen de 47 años con un pijama color beige que se toma un batido de pera y canta: soy una salchicha Oscar Mayer.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

néstor rincón -

en referencia a sí la democracia ha demostrado ser eficaz en el mundo moderno actual, no siempre, ni en todos los casos ya que segun es debido existen otras formas de gobierno como los cabildos..
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres