Blogia
librodearena

Rambo is dead

El pasado sábado murió el inefable Ronald Reagan. El hombre que calificó a la extinta URSS como “el imperio del Mal”, que subvencionó a la “Contra” nicaragüense con armas vendidas a Irán o que quiso realizar el descabellado proyecto de Iniciativa de Defensa Estratégica, más conocido como “la Guerra de las Galaxias”. Este último punto merecería por sí mismo un capítulo aparte. Un grupo de escritores de Ciencia Ficción lograron convencer a Reagan de que era posible crear un escudo impenetrable capaz de detener un ataque con misiles soviético. Miles de millones de dólares se gastaron en ese proyecto que nunca llegó a fructificar pero que supuso el colapso económico de la Unión Soviética. Los rusos se tragaron el órdago de Reagan y llegaron a destinar más del 50% de su PIB al desarrollo armamentístico. Todo un esfuerzo que acabó con la economía socialista.
Otro de los logros de Reagan fue el financiar al magnate saudí Osama Bin Laden, un muhaidin defensor de la libertad en Afganistán. La época de Reagan será recordada como la época de Rambo. Uno de los eslogans del fallecido presidente para ser reelegido fue “Rambo is a Republican”. Mientras las políticas sociales se recortaban cada vez más y grupos enteros de ciudadanos quedaban excluidos del amparo del estado, Reagan supo aglutinar a los sectores más reaccionarios de la sociedad norteamericana en un proyecto de “cruzada” moral contra el crimen y la inmoralidad.
El legado de Reagan sigue vivo en la política intervensionista de Bush “junior” y su fijación por malgastar el erario público en armamento. Los neocons estadounidenses se han quedado sin uno de sus padres, el hombre que llevó a cabo la Revolución conservadora”. De lo que no cabe ninguna duda es de que Ronald Reagan fue el presidente que llevó a EE.UU a ser la única superpotencia, un legado de poder absoluto y arrogancia del que estamos pagando las consecuencias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Biafra -

A pesar de que hoyen día dista mucho de ser lo que fue en los80, el único que ha tenido el coraje de definirlo que era a Ronald Reagan fue el ex presidente nicaraguense por el FSLN Daniel Ortega. Ortega calificóa reagan de "terrorista". Cosechas quemadas, cooperativas agrarias saboteadas, inyecciones de dinero para destruir la naciente revolución sandinista...
Ahora resultará que el actor de tercera delator en la Caza de Brujas será una buena persona y todo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres