Blogia
librodearena

Lo que ha unido Dios...

Si es que se están perdiendo los valores. Hay que ver la cantidad de parejitas que se divorcian cada año en el solar ibérico. Ya no somos lo que éramos; la reserva espiritual de occidente trocada en lupanar romano.
Oye, pues que quieres que te diga, pero lo de acelerar el divorcio me parece una idea cojonuda. Si no aguantas a tu santa pues puerta, que ya somos mayorcitos. Aquí paz y después gloria, que entre pitos y flautas, y tal como está la vida moderna, no vas a tener que aguantar a nadie a estas aklturas si no te apetece. Hombre, pena da, no te voy a decir que no, pero vamos, que peor es aguantar a un maromo que te pone los cuernos a la que te descuidas o a una neurótica compulsiva de esas a las que soy tan aficionado. Si es que lo ves venir, joder, como el pobre Ulises amarrado al mástil de su bajel escuchando el canto de las sirenas. Vamos, que te ves estrellado contra las rocas, pero ya lo dicen el refrán: tiran más dos tetas…
Lo de la nueva ley del divorcio tampoco es que sea tan moderno. En muchos países esto funciona desde los tiempos de maricastaña, pero aquí, como siempre, llevamos retraso. Yo ya digo, esto del divorcio me parece bien, aunque lo que yo haría son cursillos. Como antes solo que desacralizados. Me explico, que te hagan un cursillo pero sin el mosén. Y es que la gente no sabe carsarse en condiciones. Mucho romanticismo, mucho achucheo y luego acabas viendo la tele en el sofá de casa. Y el tema de la jodienda en un decrescendo agónico hasta que al final acabas harto de la parienta (o el maromo) y se te van los ojos mirando el culo de alguna adolescente.
Si ya lo decía mi padre, Sergito, no te cases que las mujeres son muy putas (disculpen vuestras mercedes pero es que el hombre es ligeramente carpetovetónico). Claro que hay cada jambo por ahí suelto que lo tendrían que enterrar en Atapuerca para que no diera el cante. Mucho hijodeputa que se divierte utilizando a su santa de esparring. Hay que ser cabrón, dicho sea de paso, y no tener sangre en las venas.
Así que mira, una cagada la puede tener cualquiera, y si por aquello de que la carne es débil ,o por lo que sea, acabas cohabitando con la persona equivocada pues carretera y manta. A ver si evitamos tanta truculencia y tanto mamoneo.
Yo soy un antiguo, que le vamos a hacer. En cuanto encuentre a una moza decente y honrada me desdigo de mi soltería, que ya soy mozito viejo y tengo que pensar en sentar la cabeza. Eso sí, antes de cometer nada irreversible me lo pienso con mucha calma y le pongo una vela a san Apodaco de Eritrea a ver si no me sale rana la niña. Que un desliz lo puede tener cualquiera, joder.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres