Blogia
librodearena

Panoramix en Estrasburgo

El aldeanismo vuelve a la carga, qué bien. Hacía ya unos días que no se me ponían a tiro y que quieren que les diga, se les echa de menos. Son como el saco que cuelga del techo de los gimnasios, a base de darle de hostias le coges cariño.
Decía que los irreductibles galos, atrincherados en su rincón de la Historia – y del sentido común—ahora vocean que van a votar en contra de la Constitución europea. Alguno se extrañará, no el que escribe, que los tiene calados. Si es que se veía venir. Esto es demasiado moderno para ellos, acostumbrados los pobreticos a vivir en la Edad Media. Claro, la nueva constitución no recoge que sus lenguas sean oficiales, y eso jode mucho. En el parlamento europeo no se podrá hablar catalán, ni se traducirán al vasco los millones de documentos oficiales, ni se desperdiciarán cientos de miles de euros para que cuatro gatos se corran de gusto al escuchar las musicales notas de su idioma. Que se enteren entre ellos o no es lo de menos, aquí lo que toca es que cada uno manifieste sus peculiaridades y Panoramix reparta la poción mágica.
Ni una referencia a la constitución en sí. Ni una palabra sobre los derechos fundamentales, el avance social, la profundización del Estado del bienestar como leiv motive de la UE. Que va, a quién coño le importa que tengas derecho a una vivienda, que se profundice en la laicidad de Europa frente a los integrismos de toda índole si a ti te reconocen el patio de tu casa como nación histórica.
Volkgeist. Una palabreja alemana que utilizaron los románticos germanos del siglo XIX para describir el “espíritu de un pueblo”. Enfrentados a la Razón y al sentido común emplearon este término para legitimar el nacionalismo. Una nación es porque quiere ser. Qué bonito.
Pero esta es un arma de doble filo, y los muy capullos van a tener que aguantar que los valencianos pidan también el reconocimiento de su lengua en Europa. Que risa, oiga, la cara de pardillo que se le pondrá a más de un o cuando vea que los catalanes y los valencianos utilizan traductores diferentes y la cosa suene igual. O cuando columbren que los textos traducidos se diferencian por cuatro putas letras. Yo quiero verlo, lo juro. Y de paso a ver si me puedo llevar una bolsa de chetos y una cocacola porque la cosa promete y puede ser de risa.
Si digo que esta caterva no es europeísta no descubro la sopa de ajo. Sólo un ejemplo. Aquí hemos sufrido un regímen nacionalista durante cuarenta años. Lo mismo, oiga. Bailes populares, coros y danzas, raza, misa de domingo (no sé yo que fijación tienen todos con la Iglesia), toros hasta en la sopa y el gol de Zarra. Ahora imagínense ustedes una extrapolación. Imagínense que sería esto, un infierno.
Porque si yo en mi carpeta llevase una bandera española de kilo, una torito de osborne, una foto de las mozas de mi pueblo bailando seguidillas y alguna frase tipo “unidad de destino en el devenir” a mi me cruzificaban por facha y por cateto. Pero claro, si exhibes impudicamente la virgen de Montserrat; un castell de 9 por 5 dividido por 2 con folre, manilles y la madre que los parió; una estelada monstruosa; la foto de Rafael de Casanovas heroico antes los invasores y el Cant dels Ocells en formato MIDI (todo ello en la carpeta, lo juro); pues nada, mire usted, que es una muestra de progresismo y de europeísmo
Pues no, a Dios lo que es de Dios y al césar lo que es del césar, y un gilipollas será siempre un gilipollas. La única variante del cretino en sí será la que le de el color de su bandera.
Así no podemos ir a Europa y que nos tomen en serio, no jodamos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Jello Biafra -

El que escribe esto, que como sabrás se mueve en los mentideros favorables a votar en contra del proyectito de Constitución Europea que cuatro "notables" escogidos por San Giscard D'Estaing nos han proyectado, también se ríe de estos señoritos que les ofende que no recojan el "catalán en Europa". Dios mío si es que la reivindicación me parece tan secundaria, al lado de lindezas como no reconocer el derecho a huelga o el derecho al trabajo, o santificar el deficit cero...

Que no, que no, que la banderita; y el resto importa un huevo. Y eso vale tanto para los Fuerzas Nuevas, para los SiU's o como para el Movimiento de Emacipación y Resistencia del Condado de Treviño.

marquinho -

M'has d'ensenyar la carpeta aquesta, quina risa, hahahah. És que hi ha gent amb Denominació d'Orígen. Manda huevos. Així anem i així ens anirà!

Disfruta por Granada! Un abrazo

Chorche -

Visca Catalunya Lliure

Chorche -

Y olé, digo yo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

manu -

Te la devuelvo: Ole, Ole y Ole!

elprimo -

Sergi, por los comentarios que hacen de este artículo deduzco que las cosas por allí están realmente tensas y a flor de piel. Quizá sea porque estoy acostumbrado a que en familia hablemos con claridad y en libertad, quizá porque la distancia es grande...Pero lo que expresas lo veo TAN normal, TAN lógico...No me sorprende nada que digas cosas así, que te expreses así...Y me parece muy triste que por miedo (o lo que sea) haya gente que calle, que guarde pensamientos enriquecedores como los tuyos.

¿De qué cojones de progresía hablan entonces?¿Qué mierda de Libertad quieren?¿De qué castillo en el aire se creen adalides?

Entre Armando y tú me tenéis bastante flipao...

Carmen_Vesania -

Reconozco, que a pesar de no estar del todo de acuerdo contigo, he aplaudido tu artículo.
El oir hablar claro y alto, es que a mi, oiga, me encanta!.
Tienes párrafos, perfectos.
Un saludo.
Carmen.

Víctor -

Genial, sencillamente genial. Eres un crack. Ole tus huevos; te felicito porque la has clavado y has explicado en unas pocas líneas lo que muy poca gente se atreve a decir en público. Como te pillen los "talibanes" vas a flipar. Pero siempre tendrás el consuelo de tener la Razón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres