Blogia
librodearena

Su majestad católica

Yo no sé a ustedes, pero al arriba firmante le parece que esto de la monarquía cada vez se parece más al chichi de la Bernarda. Poca seriedad –para qué vamos a engañarnos—ha tenido siempre la susodicha institución. De todo quisqui son bien conocidas las aficiones lumísticas –de lumi, of course—de la dinastía. Eso, de todas formas, es lo que menos le importa al que escribe, porque el tema del hola qué tal, en mayor o menos medida, nos viene gustando a todos desde el principio de los tiempos.
No. Lo que realmente mosquea es que el tipo que se ciñe la corona y vive del cuento, se marque unas salidas de tono como la proeza que se a marcado este mes en Rumanía. Nuestro amado monarca se ha dedicado a liarse a tiros con una serie de osos y lobos que pasaban tranquilamente por allí. Si hasta parece que se cargó a una osa embarazada, que ya es tener mala leche. Osea, que se lo llevan de osos, y no sé si también se lo llevarán de zorras, para promocionar la región en concreto y que venga más peña a cepillarse osos, que como todo hijo de vecino sabe, abundan como setas en todos los bosques de Europa.
En fin. Que en Rumanía se ha montado un pollo a costa del Borbón que ni pa qué. Programas de máxima audiencia, periodistas de todos los medios diciendo que se vaya a pegar tiros donde le digan, etc.
Y es que sabemos quedar bien, joder. La simpatía ibérica y el savoir faire que nos caracteriza en el mundo entero. Es que así da gusto tener un rey, oiga, que bien que hace las funciones de representación de todos los españoles.
Hace quinientos años aún tenía sentido dejarse volar la tapa de los sesos por un tipo que defendía la verdadera fe. O te liabas a cañonazos con ingleses y holandeses por ver quien tenía más arrestos. Pero ahora qué. Ya de por sí la monarquía es un concepto trasnochado y con menos gracia que una peli gore en un jardín de infancia. Joder. Y encima la panda de yernísimos que tenemos; el conde drácula y el del balonmano, que tiene tela.
Vamos que como sigan asín les va a durar el chiringuito menos que una play station a la puerta de un colegio. Cosa de la que me alegraría, no se vayan ustedes a creer. Como ya dije una vez, cada uno ya es mayorcitro para aguantarse su vela, y a mi no me gusta pagarle el café por la cara a nadie. Hasta ahí podríamos llegar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Armando -

Sergio, sergio,

No me voy a erigir ahora en adalid de la monarquía, ni me voy a rasgar las vestiduras por que haya gente a la que le toque los güevos, pero el arriba firmante cree que no es hacer "honor" a la verdad el decir que tú, o yo, les paguemos el café por la cara a los reyes, bien sabes que el sueldo ya se lo ganaron hace 20 años, o 25 si me apuras, y, además, también es de "honor" el reconocerles la labor diplomática que llevan a cabo, por supuesto criticable , pero ni más ni menos que cualquier otra cosa.

Ahora bien, dicho esto si queréis defenestrarlos por faltar a las obligaciones por las que tienen la posicíón que tienen, esto es por mezclarse con la plebe, o por intentar pasar por personas normales, cuando no lo son pues ahí tenéis todo mi apoyo... y hasta el suyo propio porque ya me dirás que cojones hacen los Príncipes de Asturias firmando autógrafos.

En fin tío que últimamente escribes cosas con las que no puedo discrepar así que me tengo que agarrar a un clavo ardiendo.

Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Víctor -

Tranquilo Serginho, que el de ahora aguantará hasta el final, pero al de la Leti se le va a acabar el chollo. Pobrecilla, tal vez no sea reina nunca. Que se joda!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres