Blogia
librodearena

Elecciones

Al pobre Ibarretxe le han dado sopas con ondas. Por mucha cara de circunstancias y mucho cántico en la sede el PNV, lo de anoche fue una derrota en todda regla. Al final parece que lo de su plan se lo va a comer con patatas y aquello del "Estado libre asociado" pasará a la Historia como uno de los grandes blufs de la historia moderna. Con una participación que no llegó al 66% y un Partido Comunista de las Tierras Vascas inflado con los votos de HB y del sector más radical del PNV, el Lehendakari no consiguió el objetivo deseado, a saber, legitimar su proyecto soberanista.
Donde las dan las toman e Ibarretxe ya suma un par de collejas de calibre considerable. Primero fue lo del Parlamento, con todos los líderes hispanos dándole canela fina. Por último los mediocres, por no decir penosos, resultados obtenidos ayer por la coalición nacionalista.
La gran incógnita viene ahora. Por un lado el EHAK, por pura definición, no debería pactar con un partido que representa lo más carrinclón y vetusto del nacionalismo vasco, pero por otro la cabra tira al monte, y un nacionalista es un nacionalista, por muy comunista que se haga llamar--no tienen más que ver a esos terroristas con boina que aparecen de vez en cuando--. Queda la alternativa, ya experimentada, de pactar con los socialistas. Un gobierno mucho más centrado y que respresentaría más a la sociedad vasca.
Pese a todo, y salga lo que salga, no se desesperen ustedes porque lo del País Vasco nos va a seguir dando por el background durante mucho tiempo. Qué no se diga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres