Blogia
librodearena

Indiferencia

Indiferencia

Casualidades de la vida, el otro día leía una frase de Albert Einstein que decía que sólo el Universo y la estupidez humana son infinitos. Amén.

Después de la elecciones de la semana pasada me queda un persistente sentimiento de indiferencia hacia la gente que me rodea. Y es que cada vez me vuelvo más ácrata y más escéptico. Los gobiernos pasan y las cosas siguen igual. Aunque peor irían si los pocos iluminados que todavía quedan quisieran revolucionarlo todo y crear un estado totalitario en el que tuvieras que pedir permiso para ir a mear. Por esa parte me alegro, sí. Me congratulo de que aquellas posiciones ucrónicas hayan quedado reducidas al ridículo. Léase IU y ERC. Estos fósiles decimonónicos se han hundido en la miseria electoral por culpa del “Tsunami bipartidista” que decía Gaspi el otro día. Ahora se acuerdan las huestes del progreso mal entendido de que tenemos una ley electoral patética.

Cosas veredes...

Lo cierto es que un servidor fue a votar con la ilusión más nimia que recuerda desde sus 19 añitos, edad en la que introdujo por primera ver un voto en una urna. Por primera vez en mi vida he votado a un partido que no es IU en una elecciones generales. Bueno, antes era IC y después lo fue EUiA, pero viene a ser lo mismo. Aunque los años han pasado y las cosas se ven de diferente modo, lo cierto es que todavía recuerdo aquella IU orgullosa con Anguita a la cabeza. Un tío con las ideas claras, sí señor. El mojogaterío progre de pantalón de pijama a rayas, pañuelo palestino y salvador de ballenas se ha estrellado. Normal, si uno tiene en cuenta que los obreros del cinturón rojo hace tiempo que pasan de los pijos de la calle Ciutat de Barcelona.

Una vez instalado el movimiento obrero en la sociedad de consumo sólo queda espacio para ZP y su séquito de izquierdistas de visa oro. La bandera roja ha sido sustituida por la multicolor y la hoz y el martillo por vaya usted a saber qué. Pese a lo que representa el comunismo hoy en día, lo cierto es que esa izquierda combativa, sobre todo en el caso de la Europa occidental, tenía algo de utópica y de esparanzadora que el moderno progresismo ha enterrado. Esa conciencia social que se ha diluido en la nada del poscomunismo.

¿Y la derecha? Pues anclada en posiciones que no la benefician, arrimada al ascua candente de una Iglesia que se resiste al paso de los siglos. Por no hablar del miedo que le tienen a un liberalismo serio y alejado de dogmatismo de la moralina.

Muchas veces he escrito en este blog sobre la necesidad de una política transversal que se asiente en los principios del reformismo democrático como impulsador de una sociedad de hombres libres. Parece que nada de esto está en la agenda de ningún partido. Bueno, alguno tímidamente lo reivindica, como el caso de UpyD, pero sin concretarlo mucho.

Yo ya no sueño con revoluciones, pues he escuchado de primera mano los terrores de los paseos nocturnos, las chekas y la arbitrareidad de quien decide sobre la vida ajena. No, ya tan sólo sueño con que me dejen en paz, con que no me pongan trabas y me dejen desarrollarme como persona. El resto son cantos de sirena, brindis al sol y palabras huecas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Capitan Justicia -

"Muchas veces he escrito en este blog sobre la necesidad de una política transversal que se asiente en los principios del reformismo democrático como impulsador de una sociedad de hombres libres. "

Te ha salido una frase vacía fantástica. Una impostura monumental. Una bocanada de humo ideológico cojonuda.

Francisco Manuel -

Gran artículo, pienso que la renovación de losdirigentes y militantes de partidos como IU no sería la solución como dijo LLamazares nada más concretarse los resultados finale sde las elecciones, creo que este cambio, aunque se de, y con la gente que tiene que estr ahí, no creo que vaya a tener ningún éxito.
La izquierda original (no el centro-izquierda este que nos vende el psoe) no está integrada en la personalidad de las nuevas generaciones, me explico, yo mismo, tengo 16 años, aún no e votado y me quedan otros 3 años por esperar; pero si alguien demi edad piensa en política ,piensa en dos cosas, PSOE / PP, ¿qué eslo que pasa? al que se interesa y puede oir los programas electorales de IU (casi)siermpre piensa: pues anda..no parece malo
pero ala hora de la verdad, se han olvidado de este pensamiento y se dejan influenciar por todo lo que rodea a unas elecciones: rojo o azul? pp o psoe? ZP o barba?
La izquierda acabó ya en este país como bien comenta usted, yo solo amplío con lo que creo que vendrá, la cada vez mas insignificante representación política y MORAL de la izquierda en este país.

Saludos desde uno que aun no ha votado.
Sevilla
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres