Blogia
librodearena

Talibanes

Aquí el arriba firmante nunca se ha creído mucho eso de los momentos de epifanía, levitación y caída del jamelgo rumbo a Damasco. Qué quieren que les diga, uno es cartesiano y no está para según que milongas. Esto no impidió que ayer, en un momento de clara inspiración saulica, el que escribe tuvuiera su pequeño momento de lucidez. Lo juro.
Resulta que estaba el arriba firmante viendo tan ricamente un reportaje sobre la vida de ese inefable ser humano masculino llamado George W. Bush. Hijo de puta para más señas. Resulta que jambo en cuestión –por si vuestras mercedes no lo sabían—se cayó del caballo. Metaforicamente. Bueno, de hecho aquí el que escribe sospecha que a lo mejor se cayó de verdad del caballo y se dio un golpe en su tierno cráneo de infante. Decía que Bush junior tuvo una experiencia parecida a la de Pablo de Tarso—ya saben, el tipo que no conoció a Jesús y montó la Iglesia Catórica--. Resulta que de borrachín simpaticote –se ve que no era violento ni le cascaba a su señora-- pasó a ser un talibán del evangelio. Imagínense ustedes que en los yuesei hay una zona que se llama “el cinturón bíblico” –para cagarse—que es de donde el tipo saca los votos a capazos para ser presidente.
Bueno, dicho esto les comentaré mi momento de caída del rocín. Resulta que el arriba firmante se dice que joder, que qué mal, Sergito, cómo está el mundo, nos mandan un puñado de fanáticos que de la risa que dan provocan miedo, los muy hijoputas. Y en eso me doy cuenta que estoy rodeado. Como los soldaditos yankis en las pelis de indios, en el fuerte rodeados de sioux que les quieren dar candela y con la munición justa para un par de horas. Miedo me da.
El caso es que tras una reflexión me di cuenta de que, además de los yuesei de América, están los talibanes de los 11 –el S y el M--, los Legionarios de Cristo Rey , del Opusdei y los fachas a secas del Pepé; los talentosos y políticamente correctos hasta la nausea de Pesoe; y mis queridísmos primos nacionalistas/independentistas –que se ve que no es lo mismo, hay que joderse--. Vamos, que aquí todo cristo tiene una fe inamovible que mueve montañas. Todos convencidos de la justicia de su causa, de lo discriminados que han estado siempre por los demás y de lo mucho que les queda por luchar. Todos de víctimas, oiga, pero al final ninguno de ellos pringará. Siempre acabará pagando el pato el ciudadano de a pié que pasaba por allí o que se dejó embaucar –creyendo que podría cambiar algo--por esta panda de vendedores de motos desaprensivos.
Talibanes de tres al cuarto dispuestos a despellejar al vecino –literal y metaforicamente--por Cristo, por el libre mercado, por el miedo al terror rojo o por Catalunña triunfal, naniano naninano.
Hablaba don Antonio—Machado, claro está—de esa segunda inocencia que da el no creer en nada. Sin Dios ni amo, que diría aquel. El que escribe también secunda los versos de Espronceda:
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
En cuanto a los talibanes de toda índole, que les vayan dando por el culo. Tan ricamente. Aquí el arriba firmante lo único que pide es, como decía al principio, que no le canten milongas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

oktomanota -

este blog que acabo de leer es super antiguo ya pero aun asi me llama mucha atencion que como bien dice niqmad que sin lucha no hay nada , hay que luchar y tener esperanza, animos gentes
un saludossssssss
www.oktomanota.com

El autor -

Querido Niqmad... Joder esto parece el consultorio de Elena Francis. A ver, company, quién te ha dicho que estaba hablando de ti? No me seas tan susceptible, company.
Serías más un hombre de a pie. Un un payaso que da miedo sería un americano del cinturón bíblico y creo que tu vives por el eixample. Un talibán embaucador tampoco serías porque no tienes ningún partido desde el que dirigir a la gente ni poder para hacerlo (aunque he de admitir que el epíteto de talibán lo aplico con mucha más generosidad). Así que no te mosquees company que no van por ahí los tiros.
Dices que soy un intransigente que sólo miro en una dirección. Puede ser que sólo mire en una dirección, la mayoría de las veces me pasa cuando tengo a una mujer delante y siempre miro en la misma dirección, no sé, tiu.
Intransigente no creo que sea, company. Yo nunca prohibiría nada, ni permitiría que a los que piensan como tu no les dejasen expresarse, ni toleraría que algún facha dijese que el catalán es tal o cual cosa. Company, con todo el buen rollo del mundo mundial te lo digo, confundes intransigencia con libertad de expresión. Yo digo lo que me rota. Lo que pasa es que en este país hasta hace poquísimo si decías algo en contra del nacionalismo catalán eras un fascista y un español y no sé cuantas chorradas más. Hay mucha gente que no está acostumbrada todavía a que critiquen sus ideas. A mi plin, pikolín, que critiques las mías, eso es democracia.
Tiu, si quieres luchar por una cosa, adelante, por mi de puta madre. Si quieres tener esperanza en que Catalunña será algún día un Estado independiente , pues fale, pos m´alegro. Si luchas en lugar de que te lo den hecho, pues enhorabuena, por mi perfecto, repito.
Yo lo único que te digo es que no soy esclavo de ninguna idea, de ninguna patria (porque mi patria son muchas) , de ninguna mujer y hasta estoy dejando el tabaco, así que mira.
Decía bBaroja que el carlismo se curaba leyendo y Unamuno que el nacionalismo se curaba viajando ( o era al revés?) No sé. Quizá el problema es que no me tomo nada en serio y me río hasta de mi madre. Cosa que los nacionalistas no hacen ( no sé los independentistas lo que harán porque desde que me dijiste que no era lo mismo estoy que no duermo de la duda que corroe mis entrañas).
Yo esto t lo digo de buen rollo, ahora si te mosqueas no sé, tú mismo. No te creas que mis amigos de toda la vida llevan la cabeza rapada y se tatuan esvásticas, más bien tengo muchos colegas que llena esteladas en los llaveros, el burro en el coche y van a ver los partidos de Hockey estos tan chulos de ahora. Ellos me conocen y no se cabrean conmigo cuando me paso las noches choteándome de ellos. Ellos son indepes, pero no son talibanes. No sé si captas la diferencia. Yo tengo colegas indepes, colegas del Pepé, sociatas, marxistas, colegas apolíticos y colegas puteros, pero ninguno es un talibán porque no te dan la brasa a cada momento con lo mismo.
Bueno, algún marxista sí, pero es porque hay más feeling.
En fin, que no te mosquees, company, simplemente expreso mi opiniñón con respecto a un grupo de gente que no ve más allá de la questió nacional, no de la gente que habla de la questió nacional y además se echan unas cervezas conmigo y luego nos pegamos unas risas en cualquier bareto de Gracia.
No sé, Niqmad, tú mismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Niqmad -

Així doncs, què sóc jo? Un 'hombre de a pie'? Un 'talibán embaucador'? O un pallasso que fa por?

Qui t'ha dit que sóc inamobible? No ets tu l'intransigent que només mira en una direcció? Jo no tinc fe, com a molt esperança. I no dóno res per fet: per això lluito en lloc d'esperar que m'ho donin fet. Perquè sense lluita, no hi ha res.

Oscar -

Yo nunca he tenido una inspiración saulica. ¡Cómo te envidio! Yo ni sé qué es eso.

arantza -

La única milonga que me viene a la cabeza es una de Alberti:
Cuando tanto se sufre sin sueño y por la sangre
se escucha que transita solamente la rabia,
que en los tuétanos tiembla despabilado el odio
y en las médulas arde continua la venganza,
las palabras entonces no sirven, son palabras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres