Blogia
librodearena

El legado

El legado

Mi ex profesora Mónica Terribas entrevistó ayer al prejubilado President de la Generalitat, Pascual Maragall. Como era de esperar, el President no hizo más que lanzar  pelotas fuera. No quedó claro por qué se va, -aunque todo el mundo lo sabe- ni quedó claro lo que se había pactado en Madrid entre Petazeta y Mas –cosa que también sabe todo el mundo-.

Maragall se mostró confiado en que el Tripartito se reeditará con otras caras. Dios nos acoja confesados. Apenas puedo imaginarme otros cuatro –que al final siempre son tres- años de histeria colectiva. Si algo han demostrado estos partidos es que no están capacitados para gobernar. La mediocridad absoluta de sus líderes, la falta de savoire faire y de sentido de estado ha quedado más que evidenciada. La tabla de salvación a la que se agarran todos es el nuevo estatuto. Un aprobado por los pelo, un 5 raspado a última hora les sirve para justificar 3 años de Dragon Khan y de Simca Mil.

Y es que partir de ahora la generalitat gestionará el 60% del gasto público, los ayuntamientos otro 20% y el Estado el 20% restante. Algo que, en palabras de Maragall, “no tiene parangón  en Europa”. Tanto dienro en manos de tan pocos inútiles es como para echarse a temblar. Aquí se va a subvencionar hasta la sardana boca bajo de Viladecoloms d’Avall. ¿Cuánto de ese dinero se destinará a la “construcción nacional” y cuanto a servicios públicos? Ahí está la pregunta. Luego algunos se extrañan de que te hagas liberal…

Lo que está claro es que la era post Maragall seguirá contando con próceres de la talla del bachiller Montilla o el jardinero Carod –por lo de meterse en jardines-. El proceso de invención de una nación seguirá subvencionando símbolos, músicos que los conocen en su casa a la hora de comer y novelistas pésimos cuya única virtud es escribir en la lengua de Verdaguer. La Cataluña real seguirá como siempre, con sus charlas bilingües, viendo a Fernando Alonso por la tele, discutiendo de fútbol y pagando hasta por respirar. Pero esa Cataluña es la que no interesa a los políticos.

Maragall hace bien en retirarse, en la funesta historia de presidentes de la Generalitat  recibe el tercer peor puesto tras Companys y Macià. Cuesta recordar un gobierno más inestable y que haya gobernado menos. Un gobierno que ha subido impuestos y al que se le han hundido túneles. Un Gobierno cobarde incapaz de seguir con aquello del 3%. Un gobierno, en definitiva, para olvidar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Trajano -

Si fuera la Memoria y Balance de una empresa, sin duda que iría a la quiebra...
Pero aparentemente "eso" es lo que prefieren, por activa o por pasiva, los ciudadanos catalanes. O la versión "Pujol-Mas-DuranLleida", que es lo mismo pero más prolijito.
¿No habrá también un poco de culpa de algún otro partido, uno cuya sigla PP no sé si ahora significa en Cataluña Parece Perdido? Ya veremos que respuesta da el electorado a la opción de Ciutadans...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres