Blogia
librodearena

"Liberales"

Los liberales españoles viviemos en un permanente estado de dar explicaciones. Y lo estamos porque ni a derecha nia izquierda se llegan a entender nuestros postulados. Les cuento; cuando uno viene de la izquierda (marxista), como es el caso de este servidor, lo que le ha llevado al liberalismo es la búsqueda de la libertad sin restricciones, basada en la persona como piedra de toque sobre la que construir todo lo demás. Sin la persona, sin su libre albedrío, no existe la libertad propiamente dicha. Se podrá decir que la economía ahoga al idividuo, que el capitalismo hace del Ser Humano un simple mecanismo, etc. Y en algunos casos es cierto, pero mucho peor es acabar siendo un súbdito, un "camarada", una hormiguita a la que se niega la individualidad y que tiene que dedicar su vida a un bien que común que acaba sindo el interés propio de la nomenklatura. De nosotros depende, mediante el uso de la justicia --árbitro entre las relaciones humanas--, crear un marco jurídico que permita a los ciudadanos desarrollarse como persona libres y que garantice sus intereses inviduales, ya sea frente a otros individuos o grandes empresas. 

Pues bien, eso no se entiende desde el izquierdismo. Los argumentos son los que he mencionado sucintamente el el párrafo anterior. El liberal es un egoísta que, en todo caso, le hace el juego al gran capital. No lo veo así, discúlpenme. Siempre, creo, es mejor que una persona con iniciativa pueda salir adelante, hacerse un hueco en el mundo y prosperar. Esa competencia, bien entendida, es la sal de la vida. No estoy hablando de darwinismo social, nada de eso, simplemente estoy hablando de libre competencia, de meritocracia. En el caso peculiarísimo de la izquierda española, tampoco se nos perdona que nos posicionemos frontalmente contra el nacionalismo. Para ellos, este pensamiento reaccionario ha sido un compañero de viaje --no me atrvería, a tenor de lo vivido, a decir que incómodo-- desde los tiempos de la Guerra Civil. De la épica y la lírica de aquel conflicto procede el beneplácito a todas sus acciones, por contrarias al ideario de la izquierda que, en un principio, sean. Miran hacia otro lado, callan, otorgan.

Por su parte,  la derecha nos critica nuestras posiciones ante asuntos como el aborto, la experimentación cintífica, los derechos civiles o la laicidad del Estado. Pese a lo que muchos piensen, la derecha suele ser intervencionista en asuntos económcos. Llevada por un paternalismo de origen crisitano, estos conservadores tienen una visión de la Historia y de la sociedad bastante monolítica y clasista (no suelen crear condiciones para la promoción social). No entienden, tampoco, una sociedad en la lque os valores procedan del la Razón, del pensamiento ilustrado, en lugar de la moral crisitiana (o católica como es el caso). 

 Otro de los grandes problemas es que en España a los conservadores les ha dado por decir que son liberales. Y no dudo que habrá algunos que sí lo sean --Dios me libre de caer, otra vez, en el absurdo juego de yo soy má auténtico y ortodoxo que --, pero cualquiera con dos dedos de frente sabrá que no es así. No lo es , en principio, porque las políticas liberalizadoras de la economía se dan con cuentagotas. Siguen alimentando a un Estado hiperdimensionado que cuenta con toda una legión de burócratas detrás. Aquí, para cualquier cosa crean un ente público y lo dotan de una subvención escandalosa. Una de las cosas que hicieron bien  los conservadores cuando llegaron al poder fue reducir el déficit público y privatizar algunas compañías aereas. Por cierto, no sé si se han dado cueta ustedes que desde que se liberalizó un poquitín el transporte aéreo han bajado los precios de los billetes una barbaridad, lo mismo pasó con la telefonía. Apliquen el cuento a todo lo demás.

Así que ya ven, para l izquierda somos el gran Satán privatizador de todo y para la derecha unos libertinos. No es que uno se sienta de centro, pero a la fuerza ahorcan. De todas formas, y para matizar algo lo que acabo de decir, la tradición liberal euopea retomada por muchos en los últimos tiempos, al estilo de los LibDem británicos, no renuncia a algunas ventajas del Estado del Bienestar como la sanidado o la educación pública, en todo caso pretende matizalas y racionalizar el gasto (los cheques sanitarios y escolares son un ejemplo). En esta tendencia existe una corriente de transversalidad que toma contacto con algunas ideas de la socialdemocracia, pero adaptándolas, eso sí,  a los principios liberales. Actualmente estas ideas están representadas en EE.UU. por amplios sectores de Partido Demócrata y en Europa por los partidos radicales y los mencionados Liberal Democrats de GB. Pese a todo, todavía queda un largo camino por recorrer para que en España esta corriente acabe contando con una representación parlamentaria propia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Kali -

Jajaja, es spam....:p
Por cierto, planteate el adaptar un poco el texto y colgarlo en la voz de salamanca, k m ha gustado el tema!!!

Autor -

??????

Dragon -

Libro 36 ESTRATEGIAS CHINAS. Puede bajarlo desde
http://www.personal.able.es/cm.perez/36_estrategias_chinas.pdf

Describe estratagemas como "moverse sin ser visto en el mar a plena luz del día", "matar con una espada prestada" o "crear algo a partir de la nada". Cuando usted domine estas 36 estrategias, estará preparado para encontrar soluciones a cualquier tipo de problema y será capaz de adaptarse a toda clase de circunstancias.

Para mas información:
http://www.personal.able.es/cm.perez/
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres