Blogia
librodearena

Goles y cerveza

Me cuantan que ayer Messi metió un gol a los Maradona. La verdad, no lo vi. Y no lo hice porque a mí el furgol ni fu ni fa. Siempre he creído que, ya puestos, estaría bien retomar las luchas de gladiadores. Aquello tenía más encanto y los mendas se jugaban el gaznate, que se dice pronto.

Pero es otra noticia la que acapara mi atención. Según un investigador británico la civilización, tal y como la conocemos, debe su origen a la cerveza. Vamos, que los hombre prehistóricos empezaron a cultivar cebada y se asentaron permanentemente para poder tomarse unas cañas. Es algo que no me extraña, ya  que la cerveza es, junto al fuego y la rueda, el invento de la humanidad. Qué sería de la civilización occidental sin unas cañas con sus correspondientes tapas. Hace años, en la facultad de Historia, creamos la asociación lúdico-gastronómica de Amigos de las Papa Bravas. Nuestros estatutos establecían que, al menos una vez al día, entre clase y clase (a la que no íbamos) nos teníamos que tomar unas cañas en compañía de tan exquisito manjar. De aquellas reuniones surgieron algunas de las teorías más increibles , descabelladas y desternillantes que he escuchado en mi vida. Así que no me extraña que el menda este haya descubierto algo que yo ya sabía de sobras; la cultura se fundamenta en el consumo de cerveza. Modestamente creo que Nuestro Señor debería haber reemplazado el vino por la cerveza en la eucaristía; aunque un buen rioja tampoco desmerece, dicho sea de paso.

Por cierto, mi amigo chorche tiene un blog dedicado a la cerveza Ambar, una delicia que fabrican en Aragón y que tomo siempre que puedo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres