Blogia
librodearena

Fascistas

Fascistas

Esto ya pasa de castaño oscuro. Ayer, si ir más lejos, un grupo de de jóvenes de dudosa paternidad le dieron un meneo al bueno de Arcadi Espada, miembro fundador de la plataforma Ciudadanos de Cataluña. Lo curioso del asunto es que encima le gritaban “feixista”. La cosa sería de guasa si no le hubiesen pegado un par de coces y dado un susto considerable. Manda reaños que en este oasis idílico no se pueden defender ideas sólo con palabras. Ellos, los fascistas catetos y aldeanos, son los que te increpan si te sales del guión de la película que tienen montada en su nación de opereta.

El incidente me toca mucho la moral porque el susodicho Arcadi Espada ha sido profesor de éste que escribe. Tipo tolerante donde los haya, buena gente y con un fino sentido del humor que hace las delicias de propios y extraños. A Arcadi se le podrán decir muchas cosas, pro no fascista. Militó en el PSUC en los 70, que era lo más de lo más cuando la izquierda española -y catalana- todavía conservaba algo de principios y decencia. Pasó por Iniciativa per Catalunya, ese enjendro que con los años ha pasado a ser un partido nazionalista más. Amigo de Vázquez Montalbán y de todos los que fueron algo en Cataluña cuando Cataluña era algo.

Pues eso, que ahí lo tienen al pobre, zarandeado por aprendices de brujo neonazis obnubilados por la izquierda abertzale; los otros nazis ibéricos dignos de mención. Sin darse cuenta, estos capullos integrales utilizan, al grito de “visca Terra Lliure”, aquello de “la dialéctica de los puños y las pistolas” que predicaba el fundador de la Falange. Fascistas, sí, con todas las letras y todo el significado que les da el ser antidemócratas, etnicistas y violentos.

Para más inri, los mossos tardaron un huevo de pato en actuar y poner orden. Quiero creer que por incompetencia supina. Esto viene a corroborar lo que ya se sabe hace la tira: que en Cataluñalandia uno no puede discrepar en público del credo oficial sin que lo pongan a caer de un burro o le den un guantazo. Alguno dirá que exagero, pero no es la primera vez, ni será la última, en la que pasa algo parecido. Desde los medios del régimen nos insultan -o nos ignosran, como es el caso- por sentir diferente para que los cachorros talibanes nos den la estocada. Esto, para quien tenga un poco de memoria histórica, huele a paseillo, a checa, a fascismo puro y duro como en los peores tiempos del III Reich.

Mientras tanto, la izquierda catalana calla, o sea, otorga. No soporta que algunos de sus hijos predilectos hayan alzado la voz y dicho que ya está bien de tanta chorrada y tanta murga. No es extraño que el amigo de toda la vida, el compañero de tantas luchas te retire el saludo o te recuerde sin diplomacia que te has vuelto un “fascista”. Manda narices, con perdón, que se pueda ser tan gilipollas. Que se puedan tragar tantos carros y carretas a costa del qué dirán. No vaya a ser que yo, con lo progre y lo chupiguay que he sido siempre, que me apunto a todas las manis y llevo pañuelo palestino, vaya a pasar ahora por un españolazo de esos, aunque mi padre sea de Córdoba y mi madre de Salamanca, en casa hablemos castellano y nos estén recortando los derechos lingüísticos por la jeta. Pero no, ya se sabe que España es un concepto fascista inventado en el siglo XVIII, como muy bien dicen todas esas cabezas pensantes y subvencionadas.

Pese a todo esto aquí seguiremos, tocándoles lo que no suena por defender lo que somos y lo que creemos que es justo. Por defender una Cataluña libre, pero libre de verdad, en la que cada cual pueda sentir y pensar de la forma que le rote, sin que ningún fascista te espere, amparado en el rebaño, para acallar tus palabras. No les tenemos miedo, ni a ellos ni a los que callan y miran hacia otro lado. Si tan nerviosos les ponemos será por algo. Y si esto es ser un facha, que baje Dios y lo vea.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

David -

Si hubieseis nacido en Cataluña creo que seguramente pensariais diferente a lo que deciis algunos, pero estoy con vosotros a la vez también, porqué creo que si hubiese nacido fuera de aquí, en otra comunidad, sería tan intolerante como vosotros supongo..

Autor -

Visca els Països Catalans!!

Trajano -

En mi país natal (Argentina) "facha" es una manera coloquial de decir "cara".

Llamar fascistas a las víctimas de las agresiones sí que es tener la "facha" dura, muy dura.

Supongo que los que no somos de ultraizquierda pecamos de una cierta ingenuidad. Ellos se autodefinen como "izquierda" pasando de puntillas por Stalin, Pol Pot, Kim Il Sung, Ceaucescu, Paracuellos, Katyn y lamentablemente mucho más.

Nosotros tenemos miedo que nos comparen con Franco y Mussolini en vez de reivindicar la Derecha de Adenauer, De Gasperi, Churchill, De Gaulle, Cánovas y afortunadamente muchos más.

Autor -

Mónica, eresu un sol.... jajajajaj, Besos

mónica -

Con dos cojones, como siempre... !!!!!!!!!!!!!! Sigue así... Lo de Arcadi es intolerable... Y lo del señor "Dios"... se ha puesto de moda llamar facha o fascista a todo aquel que piensa diferente a nosotros... Debería de empezar a explicarse el significado de este término en los programas de televisión, creo que sería mucho más eficaz que hacerlo en los colegios...

Autor -

jajajaja, vale, aunque no me considero para nada de esa corriente. Aunque he de reconocer que lo fui durante muchos años sin darme cuenta de que lo era...

Dios -

Un poquillo facha sí que es usted.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres