Blogia
librodearena

Varios

El bueno de Musawa Al Zarqawi fue atropellado ayer por un misil americano. Si es que van como locos. El pobre debe de estar en el Edén con sus cien huríes correspondientes. Que Alá lo tenga en su Gloria, porque lo que es aquí ,  no hizo más que dar por saco, el pedazo de hijo de puta. Y que conste que lo de la guerra de Irak me sigue pareciendo una cabronada y una metida de pata memorable de la administración Bush. Que ya me dirán ustedes la falta que les hacía a los pobres tener allí a los marines montando pollos. Al Zarqawi fue a por lana y salió trasquilado. Aunque sólo sea por la cantidad de gente que se ha llevado por delante –la mayoría iaquís entre los que hay un número considerable de mujeres y niños-, que le vayan dando.

 

Ayer por la noche TVE me sorprendió con Carta Blanca, un programa en el que un presentador invitado monta el programa que le rota. Olvido ara, alias Alaska, fue la presentadora del programa de ayer. Me recordó a aquel magnífico programa de los 80 llamado La edad de oro, cosa que ella mismo dijo en un principio.

La cosa estuvo entretenidísima y muy divertida. Entre todos la gente que sacó me quedo con la gracia de la terremoto de Alcorcón y las pintas ochentenas del resto de invitados. Todavía se puede hacer buena televisión.

Por último, la frase del día la dijo el humorista Raul Cimas en el programa de Buenafuente. La mayor parte de las veces el humor es la mejor forma de hacer alta filosofía. En su monólogo, Cimas se preguntó –hablando de la fuga de científicos de España a otros países- por qué en la declaración de la renta no ponen una casilla como la destinada a dar pasta a la Iglesia para que se financie a los científicos. Mala idea no es. Les dejo la reflexión ahí para que vayan pensando

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres