Blogia
librodearena

Mirar hacia otro lado

Si uno navega por Internet se encuentra con miles de páginas “alternativas” que ofrecen una información supuestamente veraz e independiente de lo que sucede en el mundo.

Hoy Guillermo Fariñas ha dejado la huelga de hambre que ha llevado a cabo durante 6 meses para que los cubanos puedan conectarse libremente a la Red.

Las secuelas que le han quedado al pobre Fariñas pueden costarle la vida. Todo por algo tan normal como que uno pueda visitar las webs que le de la gana. En China, en Cuba, en Irán y otros países todavía no existe la libertad de expresión y de información. El Estado –el mismo que imaginó Orwell—decide por uno lo que debe y lo que no debe ver; las noticias que debe o no leer y hasta cómo tiene uno que divertirse.

El otro día les colgué en vídeo en el que se comprobaba cómo un cubano no podía pasar una noche en un hotel de su propio país.

Me gustaría que todos aquellos que dicen defender la libertad alzasen su voz contra esta clase de abusos. Me gustaría que muchos de  los que reclaman que Zapatero dialogue con ETA pidieran con la misma fuerza que Castro libere a los presos de conciencia. Me gustaría que todos esos periódicos digitales alternativos dieran la noticia de la lucha de Guillermo Fariñas y no que callen como putas.  Me gustaría, en definitiva, que la izquierda tradicional defendiera la libertad en todos los casos y que no mirase hacia otro lado cuando quien manda no es uno de los suyos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres