Blogia
librodearena

Me paso a Linux

Me paso a Linux

Después de innumerables años de batallar contra Windows, al final he decidido pasarme (otra vez) al lado oscuro de la fuerza e instalarme Linux. Hasta la fecha no había encontrado una distribución que fuera sencilla de usar y en la que instalar programas no se convirtiera en un suplicio. Hasta que encontré Mandriva 2008.

Sólo puedo decir cosas buenas de este maravilloso sistema operativo. Llama la atención lo bonito que es (incluso más que Windows), el gran poder de autodetección de hardware y la “sencillez” para instalar paquetes (así es como llaman los linuxeros a los programas). Hay que tener en cuenta que no es Windows, y que no es tan sencillo como darle al archivo.exe y esperar. Pero nada que no se resuelva “googleando” y consultando alguna web especialiaza como www.blogdrake.com.

Tomé la decisión después de que mi Windows XP muriera por segunda vez en 48 horas. La verdad, ya estaba harto de cuelgues, mensajes de error, virus, incompatibilidades y demás movidas. Con Linux no hace falta instalar antivirus y la gran mayoría de programas son gratuitos. Además, por cada programa de Windows existe su equivalente en Linux. Por otra parte, todos aquellos que estén demasiado enganchados a algún juego o programa de Windows lo podrán emular con programas como Wine o Cedega (yo lo he hecho con Ares y funciona). He de decir, que pese a todo, hay que dedicarle algo de tiempo para saber cómo hacerlo, pero el resultado final merece muchísimo la pena.

Por mi parte, también existe cierto sentimiento de revancha contra el señor Will Gates y su cuasimonopolio windowsero. Esto de bajarte un sistema operativo mejor y que además es gratis da mucho “morbo”.

Lo dicho, lo recomiendo a todo el mundo. Es especial a usuarios medios de Windows (por su parecido con el programa de Microsoft) que utilicen el ordenador para escribir textos, bajarse pelis, música y cosas por el estilo. Decir que me he pasado horas "puteando" al sistema y no se me ha colgado ni una vez. Es mucho más estable y seguro que Windows.

Existe una versión gratuita, que es la que tengo instalada, que se llama Mandriva One y que ocupa poco más de 600 megas. Sólo hay que “quemarla” en un CD y ejecutarla desde la unidad de CD o DVD (arrancando el ordenador desde dicha unidad). Esta versión básica viene de serie con gran cantidad de programas como reproductores multimedia, grabador de DVD's, OpenOffice (que es la versión gratuita del Microsoft Office) y un largo etc. Además, existe una versión de pago llamada Powerpack 2008 que incluye 4,5 Gigas de utilidades. Cualquiera que esté un poco avezado en Internet sabrá cómo conseguirla “de free”.

He probado otras distribuciones como Kubuntu o Knoppix, pero me quedo con esta por lo cuidado de su presentación, las traducciones al castellano y lo rápido que lo autoconfigura todo. De todas maneras, las demás, y en especial Kubuntu, también son unas grandes alternativas.

Aquí les dejo la web donde descargar este sistema operativo que pueden probar sin ejecutar desde el mismo CD o DVD (Live CD lo llaman).

www.mandriva.com


¡A disfrutar!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres